2012: Mo Yan, un CUENTACUENTOS

Discurso del Nobel

El enlace anterior contiene el discurso del escritor chino en un documento de .pdf A continuación, precisamente porque la narración oral, los cuentacuentos son parte de mis intereses, les coloco el link a la entrada que realicé en ese sitio (Lapizázulix, la galaxia del cuento) en relación con esa temática:

Lapizázulix: Mo Yan y los cuentacuentos

Además de lo que antecede y puedan encontrar, ya en la lectura del discurso ya en el posteo que realicé en el otro blog, en relación con los argumentos que plantea un discurso de aceptación del Nobel hay todavía algunas cuestiones para considerar:

– El vínculo que el autor destaca con la familia, la época, las circunstancias, las raíces es fundamental. Al comienzo lo ejemplifica con su propia madre, de quien llega a decir que al morir ha regresado a ser parte de la tierra. Luego, a través de anécdotas, nos va guiando por su propia historia como si fuese la de cualquier otro en ese tiempo y lugar.

-Cuando se refiere a la construcción del universo ficcional, a la inmersión en los sueños y la conexión con la realidad y lo universal, sostiene que por sobre todo LO PERSONAL es imprescindible e insoslayable.

-Por otra parte, adhiere a un REALISMO que abarque a todos cuantos en este mundo acuden al mundo de la ficción. Pero advierte que ese realismo no debe de ningún modo alejarse de la literatura ni desviarse a la política. Un delicado equilibrio en el que lo ficcional tiene su peso por encima de lo cotidiano y también, en relación con el compromiso del escritor, por sobre la política.

-A diferencia de lo que plantean muchos críticos y lectores en relación con el vínculo autor/obra, Mo Yan indica que no puede escindirlas puesto que su vida y su obra son como las dos caras de una misma moneda.

-Su referencia a Faulkner y García Márquez abren dos hilos del entramado de sus historias:

  • la demarcación de un TERRITORIO FICCIONAL particular (Macondo para García Márquez, Dongbei Gaomi para Mo Yan) en el que se pone en juego lo ficcional con las reglas del realismo . En esos universos lo que sucede, ligado o no a la cotidianeidad, deja en suspenso la lógica de la realidad como la transitamos (o creemos hacerlo) diariamente.
  • Si bien en la literatura de Mo Yan estas están más ligadas a la tradición oriental, a fantasmas que juegan un papel importante como  el personaje del zorro que se transforma en mujer, no por ello nos separan del REALISMO MÁGICO o LO REAL MARAVILLOSO que en Latinoamérica ve su aparición con los escritores del Boom Latinoamericano (entre los cuales se encuentra García Márquez).

Para ilustrar su condición de cuentacuentos, he aquí casi el final de su discurso:

Permítanme contarles el último cuento que me contó mi abuelo hace muchos años: Hubo ocho albañiles que salieron de su pueblo natal para buscar trabajo. Para resguardarse de la tormenta que estaba a punto de caer, todos entraron en un templo en ruinas. Los truenos se sucedían, los relámpagos iluminaban el oscuro cielo, unos extraños sonidos penetraban por la puerta del templo y parecían los rugidos de un dragón. Todos estaban muertos de miedo, y sus rostros se habían vuelto pálidos. Uno de ellos comentó: “Es señal de castigo celestial. Entre nosotros debe haber alguien que ha hecho algo malvado. ¿Quién es ese maldito? Sal ahora mismo. Sal para recibir tu condena celestial y para no extender la mala suerte entre nosotros”. Obviamente, nadie quería salir fuera. Otro propuso: “Como nadie de nosotros quiere salir, arrojaremos nuestros sombreros de paja fuera y el que no vuelva significará que su dueño es la persona de la que estamos hablando. Entonces, le pediremos que se vaya”. Todos
asintieron y lanzaron sus sombreros afuera. Solo un sombrero quedó en el exterior y los demás volvieron dentro. Los siete albañiles querían echar del templo a la persona cuyo sombrero había quedado fuera. El chico se negó a aceptar esa decisión. En ese momento, los siete jóvenes le cogieron y le expulsaron a la fuerza. Supongo que a estas alturas ya habrán adivinado el final del cuento: En el mismo instante en que le expulsaron el templo se hundió y los siete chicos murieron.

 

 

2 comentarios en “2012: Mo Yan, un CUENTACUENTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s