“Libre 206”, de Medardo Fraile y otras formas de llegar a la libertad

Medardo Fraile (2925-2013)

    Lamentablemente no logré encontrar digitalizado el cuento de Medardo Fraile citado en el título, así que próximamente lo tipearé y lo subiré al blog. Hay mucho para decir acerca de este texto y su relación con la literatura de la posguerra española, la alusión a la España franquista, su mirada acerca de la libertad y el modo de poder adquirirla, aunque más no sea interiormente.

        Lo interesante, por otra parte, es cuántas conexiones puede uno establecer entre este relato y otros de diferentes literaturas (épocas y naciones) y con tantas canciones y películas de distinta índole. Por ejemplo:

a. las similitudes con algunos planteos presentes en La vida es sueño, de Calderón de la Barca: las dudas de los personajes acerca de la apariencia y la realidad en relación con su situación, la imagen del hombre que luego de atravesar experiencias que lo llevan a la duda termina creando una imagen del mundo en la que se reivindica la potestad del individuo independientemente de los condicionamientos que impone la sociedad, el destino u  otro factor más “relevante”. Hernández no habla del sueño, como lo hace Segismundo, pero su forma de lograr la libertad interior se asimila mucho al modo en que Segismundo trata de entender el/los mundo/s en que se siente inserto y desterrado sucesivamente;

b. asociaciones con imágenes que aparecen en canciones como “Castillos en el aire”, cantada por Alberto Cortez: el hombre que consigue ser libre por su ser interior y por los sueños que guarda y que otros no pueden vencer aunque lo quieran someter a reglas; las imágenes vinculadas con aquel que logra ser más libre que la sociedad que verdaderamente parece encarcelada;

c. Quijote no puede quedar fuera de lo que se está exponiendo. Aunque no se haga alusión en el cuento al tema de la locura, el personaje es (al modo de la creación cervantina) la exaltación de los sueños e ideales aun a fuerza de resignar otras cuestiones;

     Hay otras vetas para considerar en relación con esta historia. No sólo vinculaciones con películas sino, además, un análisis más minucioso de lo que se mencionó más arriba en esta entrada. Por ahora, aunque no esté el texto, les ofrezco la canción más arriba mencionada. Volveré en cuanto pueda para saldar la deuda.

  Castillos en el aire